Adolescentes: se les pide que sean brillantes y hábiles, pero también mudos

adolescentes

Hoy desde las aulas se aspira a que los alumnos tengan un alto nivel de adaptabilidad, alto nivel académico, sean capaces de resolver problemas de modo autónomo y en grupo, pero en un 60% de la situaciones complejas se los sigue educando para que sean sumisos, conformistas y manejables.

Así que habrá que repensar si para la NUEVA ESCUELA hay que seguir mirando lo que necesita la sociedad o lo que necesitarán ellos como adultos en el futuro.

Porque lo cierto es que no sabemos qué necesitará una sociedad veloz como la nuestra, ni hasta dónde llegarán las nuevas tecnologías, pero lo que sí sabemos es que el modelo de niño o de adolescente acorde a la época industrial, la del trabajo para toda la vida, cuando el estado se encargaba del control de los individuos y la masificación (que entonces era necesaria), ya no sirve.

Mientras se educa a generaciones para que sean capaces de dominar la tecnología, o se les permite a los niños desde edades tempranas que sean protagonistas en sus vidas virtuales a edades cada vez más tempranas, no se les da aún en las aulas espacio para explicar sus puntos de vista sobre una sociedad en permanente cambio. Se les pide que sepan pero que sean mudos.

Se trabajan sus emociones pero la expresión de sus ideas, o qué piensan si ponen el foco en la sociedad, está aún bajo mínimos.

Autora: Nora Rodríguez

Menu principal
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Google PlusVisit Us On Youtube